Bienvenidos a nuestro blog

Juventud Activa Cuba Unida, con coordinadoras en varias provincias a través de toda la isla, realiza un trabajo arduo en las calles, entregando información de la realidad de lo que sucede con los presos políticos y los luchadores pacíficos en la isla, desenmascarando al régimen con todas sus violaciones de los derechos humanos en Cuba

Nuestro Trabajo

martes, 1 de marzo de 2011

Historia de un traidor

Historia de un traidor
 
Damián Sánchez Sáenz, 
Buró de Información de la Comisión Martiana
 
Lo conocí en septiembre del 2008 mientras realizaba un ayuno de protesta en mi casa. De la nada, apareció Carlos Serpa Maceira y se brindó a cubrir lo que allí sucedía. Para mi fue difícil entender que esa miniatura de persona con su aspecto de medio anormal pudiera ser periodista independiente. Accedí motivado por las recomendaciones que los hermanos presentes me brindaron. Ese día ocurrió algo extraño Carlos Serpa estuvo durante 20 minutos a solas con mi radio que hasta ese momento recepcionaba perfectamente la emisora radio martí, por cierto fue la última ves que pudo funcionar.
 
Con el tiempo tuvimos varios encuentros, recuerdo cuando fue a mi casa, su rostro reflejaba una palidez notable. Preocupado le pregunté si sucedía algo con su salud y me respondió que los resultados de unos análisis le había reportado hemoglobina baja. Sin pensarlo le regalé 12 cápsulas de complemento vitamínico CENTRUM que en ese momento la consumía mi abuela de 100 años de edad.
 
En otra ocasión me propuso integrar una agencia de prensa de la cual él iba a liderar, pero con la condición de renunciar a mi cargo de jefe del buró de información del cual pertenezco en la actualidad, por suerte no enganché el anzuelo y la negativa a la propuesta no se hizo esperar. Una mañana de martes en un parque cercano a la oficina de intereses de los Estados Unidos me confesó que se sentía molesto por no recibir respuesta del exilio después de su solicitud de una cámara fotográfica. En aquel tiempo se la ingeniaba para inventar historias de arrestos que siempre iban acompañados del decomiso de su cámara y otros aperos del periodismo.
 
En sus conversaciones siempre criticaba a los líderes de la oposición nombrándolos fantoches y se auto denominaba periodista de a pie, protector de los activistas menos reconocidos y un fiel defensor de los derechos Humanos. Cuando le comuniqué mi interés en ser corresponsal de Cubanet, como un resorte se levantó del asiento y comenzó a lanzar fuertes críticas a la prestigiosa revista. Nunca pude entender el motivo de esa reacción hasta hoy, aun así lo admiraba en su trabajo, quizás por su labor con las damas de blanco, me parecía valiente e importante debido a la causa que ellas defienden.
 
Estuve hipnotizado durante 10 minutos después de ver como el traidor aparecía con algunas libras de más frente a las cámaras de televisión. Esos 10 minutos bastaron para que mi memoria viajara al pasado intentando recordar momentos que pude compartir con el diminuto pérfido. Otra tarde cuando salía del curso de periodismo –durante el año 2009- lo vi a escasos metros de mi casa, de forma despreciable me dijo que consideraba este curso inútil e innecesario. Quizás por ello de su desconocimiento que la veracidad y honestidad son parte de la ética de un periodista, requisitos que todos confiamos de este sirviente tirano, incluyendo a nuestros colegas de Radio Martí.
 
Durante casi 8 años las Damas de Blanco han sido objeto de arrestos, golpizas, ofensas verbales y todo trato inhumano con la participación de simpatizantes del régimen. En todos estos actos estaba presente la rata de Serpa. Nadie mejor que él conoce los sentimiento de dolor por sus familiares injustamente presos que impulsan a estas mujeres salir cada domingo a caminar pacíficamente. Él fue testigo ocular que las turbas castristas que atacan a estas marianas son organizadas por la policía política. Militares del partido comunista, policías vestidos de civil, niños menores de 14 años y un grupo reducido de universitarios son los que integran este conjunto de ignorantes y oportunistas.
 
En la calle no se habla de otra cosa, personas que conozco me fustigan con preguntas y varios comentarios he escuchado en mis caminatas por los barrios de la capital. Imaginé que un hombre tan “simpático” como Serpa a estas alturas tuviera miles de admiradoras y que en las oficinas de la seguridad del estado hubieran grandes colas de hombres para seguir el ejemplo del oficial Emilio. Pues para desgracia de la rata ha sido todo lo contrario, algunos lo llaman cobarde otros chivatos y no faltan los que esperan con ansia el día de venganza. Como puedes ver Carlitos, casi nadie te observa como un héroe de la revolución, la historia te consumió como un traidor de la libertad y la democracia. Recuerda que de Judas se habla pero nadie lo adora.   
 

0 comentarios:

Publicar un comentario